Filosofía

Altocedro celebra nuestro amor por la tierra donde vivimos y trabajamos. Es el fruto de nuestra pasión por crear grandes vinos en uno de los mejores ecosistemas del mundo para el Malbec: La Consulta.
Requiere esfuerzo y pasión hacer buen vino. Es por eso que detrás de cada botella de Altocedro encontrarán gente devota y trabajadora fomentando el placer de compartir las cosas buenas con la familia y los amigos.